Publicidad

Viernes, 11 Octubre 2019 08:27

Boca Junior estuvo a horas de perder la Bombonera

En tiempos donde Boca Juniors define si amplía o jubila a la Bombonera, e incluso la utiliza como sede de la octava edición de su Cena Solidaria, lo siguiente parece una fantasía. Una broma de mal gusto. Pero fue muy real. Incluso, dramático.

El club de la Ribera estuvo a horas de que remataran su estadio. Sucedió hace 35 años, y sólo tuvo final feliz gracias a la habilidad y velocidad de negociación del interventor Federico Polak y la buena voluntad de Julio Grondona.

Martes 4 de diciembre de 1984. Mediodía. A Boca le rematarán la Bombonera en 48 horas. Nada parece detener un final anunciado, consecuencia de un descalabro financiero que en dos años derrumbó al club. Una deuda de 35.000 dólares con el club Wanderers, de Montevideo, por la transferencia del volante uruguayo Ariel Krasouski fue la gota que rebasó el vaso, y la que hizo temblar los cimientos del coliseo xeneize.

Visto 56 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.