Publicidad

Viernes, 11 Octubre 2019 08:35

Washington avanza a la Serie de Campeonato en contra de todo pronóstico

Tras conseguir el último boleto a la clasificación, los capitalinos debatirá la Serie de Campeonato de la Liga Nacional

Ganar viniendo de atrás es la consigna que han empleado los Nacionales de Washington en su recorrido por la postemporada. Comenzaron octubre sacando de paso a los Cerveceros de Milwaukee y su siguiente zancada fue fulminar al equipo más ganador en la Liga Nacional: Dodgers de Los Ángeles. 

 
Si bien es cierto que los Cardenales de San Luis también protagonizaron una dura batalla contra los Bravos de Atlanta para conseguir su boleto a la final de la Nacional, su favoritismo siempre estará latente por ser uno de los conjuntos más ganadores en la MLB. 
 
En el caso de los capitalinos los diagnósticos eran distintos. Además de medirse al equipo que en el papel lucía como el más peligroso, cayeron por blanqueo de 6-0 en el primer duelo Divisional. Los azules cumplían con las expectativas en las primeras de cambio. 
 
A partir del primer lauro de Washington en la instancia (Juego dos), la serie se convirtió en un ‘‘ toma y dame’’ donde contra todo pronóstico venció el equipo del que pocos esperaban. 
 
El factor clave de los Nacionales fue la ofensiva. Un irreverente Anthony Rendón fue el que más castigo le propinó al pitcheo californiano. Rendón despachó siete indiscutibles, entre los que destacó un jonrón en 17 turnos. Asimismo, produjo cinco carreras y pisó la goma en cinco oportunidades.
 
Juan Soto y Howie Kendrick también influyeron con fuerza en el movimiento de carreras de los bates de la capital. El dominicano Soto conectó dos vuelacercas, remolcó cuatro y anotó dos. Asimismo, Kendrick produjo cinco, anotó dos y se bajó con una conexión de largo alcance, que fue determinante en el encuentro número cinco de la disputa. 
 
Cardenales expanden sus alas 
 
La producción de Marcell Ozuna fue relevante en la serie frente a los Bravos. El quisqueyano duplicó en cuatro de los cinco choques que disputó. En ese sentido, se voló la cerca en dos oportunidades, remolcó cinco rayitas, anotó seis carreras y acumuló nueve indiscutibles en 21 turnos para un tórrido average de .478. 
 
El pitcheo de los pájaros rojos predominó ante los Bravos permitiendo 13 carreras limpias en trayecto de 45 capítulos (efectividad de 2.60). De la misma forma, le propinaron 46 ponches a la artillería de Georgia. 
 
Miles Mikolas (1-0, efectividad de 1.50) y Jack Flaherty (1-1, efectividad de 2.77) fueron los únicos abridores de San Luis que ganaron un juego. 
 
 Por su parte, los lanzadores que utilizó Brian Snitker, piloto de Atlanta, cosecharon la segunda efectividad más alta de los playoffs (4.53), luego de aceptar 26 rayitas en 45 innings y dos tercios. Esa cantidad de carreras fue la más alta entre los ocho equipos que dijeron presente en las series divisionales.
Visto 58 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.