Publicidad

Samsung prepara cambios en su línea media: adiós a los Galaxy J y hola a la carga inalámbr

Ha ocurrido otras veces y volverá a ocurrir. Samsung se encuentra sumido en una remodelación no ya de su catálogo sino de su propia filosofía de producto. La caída de beneficios por las malas ventas de los Galaxy S9 y S9 Plus ha forzado al gigante asiático a tomar cartas en el asunto, y ya son varios los movimientos que se están produciendo en el seno de la empresa. Más los que están por venir.

Las gamas medias del fabricante han comenzado a estrenar novedades, algo que antes sólo ocurría con los líderes de catálogo, y el Galaxy A6s se prepara para ser el primer teléfono de los coreanos en ser fabricado lejos de sus propias líneas de construcción, pero hay más. Ahora parece que los Galaxy J se preparan para desaparecer, y que ya no habrá rastro de ellos en 2019. Y la carga inalámbrica bajará un escalón.

Carga inalámbrica y más cristal en gamas inferiores

Hace ya algunos años, Samsung decidió poner patas arriba su catálogo para borrar de sus listados la enorme cantidad de apellidos que arrastraban sus modelos y poner un poco de orden. Desaparecieron los Galaxy Grand Core y varios apellidos más y llegaron las series alfanuméricas, una de las cuales parece que está ya haciendo la maleta.

Si la información que ofrece el conocido leaker Ice Universe es correcta, los teléfonos de la serie Galaxy J no tendrán descendencia el próximo año 2019. Samsung estaría preparando un reemplazo, tal vez protagonizado por esos teléfonos que ahora se asocian a la línea P y que podrían ser adoptados bajo otra nomenclatura.

Otro cambio que se avecina tiene que ver con la evolución lógica de las líneas del fabricante, y es que las gamas que cuelgan de los líderes de catálogo comenzarán a ofrecer también carga inalámbrica. Es lógico pensar que el cristal seguirá avanzando por el catálogo de Samsung a medida que se implemente esta carga inalámbrica, si es que queda algún teléfono de las líneas medias de los coreanos sin el cuerpo de vidrio en estos momentos.

La carga inalámbrica recorrerá el listado de teléfonos de Samsung y lo hará con una potencia máxima de 9W. El cargador inalámbrico, que podrá comprarse a parte, ya se está fabricando en uno de los proveedores de Samsung y se estima que costará entre 15 y 20 euros una vez esté disponible. No hay noticias de que esta carga rápida vaya a alcanzar los 15W que disfrutan los modelos superiores.

Visto 19 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.